Café molido: ¿Sabes cual es el tipo de molienda ideal?

Muchos son los amantes del café que consumen el café molido. Y es que saber apreciar esta bebida no implica que tengamos que tener un molino en casa. Esto les permite disfrutar de un buen café sin necesidad de instalar un molino.

Nosotros recomendamos que cualquier profesional que trabaje con café disponga de un molino. Moler el café al momento mejora la conservación de la materia prima y evita que se oxide prematuramente. Pero esto no significa que no se pueda servir un café excelente partiendo de un producto previamente molido.

Simplemente habrá que tener en cuenta ciertos aspectos: por una parte se necesitará una mayor frecuencia de pedidos. Por otra, hay que ser conscientes de que una vez abierto, el café molido dura mucho menos. De hecho, nosotros ofrecemos todos nuestros orígenes puros en este formato.

Pero aún así, aunque el café se conserve a la perfección y se consuma rápidamente, si la molienda no es correcta el resultado en taza será desastroso.